Erotismo en los videojuegos

Que el sexo es una de las cosas que mueven el mundo está fuera de toda duda. Deseos, celos, pasión, placer y lascivia son sólo diferentes caras de un mismo dado que ha ido cambiando con el paso de los tiempos. Si en Grecia la desnudez no era tan pecaminosa, para la religión cristiana la mujer entera era ya la personificación del impulso erótico. Hoy en día no es complicado ver a hombres paseando descamisados en verano, ni ver a mujeres tomar el sol enseñando a todo paseante sus encantos y rincones secretos, y esto es algo que no ha dejado de lado el mundo de los videojuegos. ¿Pero nos hemos puesto a pensar hasta qué punto ha llegado a calar en él el erotismo?

Algunos se habrán dado más cuenta que otros, pero poco a poco hemos asumido algunos cánones de estética que llevan una carga erótica (de exaltacion de los deleites sensuales) a que nos hemos acosumbrado. Los ejemplos más clásicos los podemos encontrar en los juegos de lucha. Con un vistazo rápido a los títulos más descarados como Dead or Alive nos podemos hacer una idea de cómo está el percal, aunque no es el único ejemplo. SoulCalibur, Mortal Kombat e incluso el no-tan-bueno Castlevania: Judgment son otros tres juegos de lucha que hacen gala de los últimos cánones: mujeres guapísimas, esbeltas y con una enorme talla de mamas y hombres de cuerpos de infarto, tableta de chocolate blanco y con cara de niños malos. Aunque la historia de cada personaje pueda indicar lo contrario, parece que sólo son un cúmulo de músculos y curvas peligrosas.

Aquí donde la veis, Ivy, mujer muy leída, tiene un alto potencial intelectual.

Pero fuera de este tipo de juegos, no os va a resultar muy difícil tampoco encontrar niñas monas, jóvenes, lozanas y de "buena salud" y varones robustos, sin necesidad de ser machomen de gimnasio, con cara bonita. Hay tantos títulos que encajan en esto que sería ridículo ponerse a enumerarlos. Si cogéis el último juego al que le estéis dedicando unas horas de vuestra vida, es muy posible que os encontréis a personajes que si bien se tapan sus partes pudendas, dejan bastante cuerpo al descubierto.

Límites y exigencias
Como en todas las cosas de este mundo, el erotismo puede ser presentado bien y mal. Caer en una rutina de macizorros sería algo bastante indeseable, pero el sexo es algo tan natural que incluso las plantas lo practican a su estilo, y como tal debe estar reflejado en los videojuegos. Los típicos Leisure Suit Larry o los strip poker están ya bastante trillados y son de un nivel bastante pobre, aunque en su día supusieron un corte importante, puesto que todo principio es difícil. Afortunadamente, las consolas de hoy en día permiten mejores gráficos, mayores historias y un grado de perfección muy superior, conque la inclusión de escenas, momentos o diálogos eróticos es más sencillla y natural.

Es de agradecer que además los juegos se abran a mundos antes vetados, y no hace falta ser obsceno para conseguirlo. Mi primera gran sorpresa fue cuando descubrí que en Fable no sólo podías crear varios hogares con varias mujeres, sino que además podías fundar hogares con hombres. Es más, podías hacer el amor con ellos. Pero nada de eso se veía. Por lo que parece, Dragon's Age: Origins también se suma al carro. Reconozco que no conozco muy bien el contexto en que se dan las escenas de sexo, pero a juzgar por un par de vídeos que he visto y la seriedad que parece tener el título, que las hayan incluido ahí me parece un acierto. Un juego abierto da una imagen de naturalidad en la historia, fuera de las reivindicaciones político-sociales que puedan ver algunos.

¿Pero qué tipo de erotismo se puede exigir a las compañías? Una galería de tetas y paquetes desfilando por nuestras pantallas no nos haría ningún bien. En cualquier caso, sería todo lo contrario: sexo fácil por que muchos pagarían, pero sin valor alguno. Hay que recordar que detrás de todo lo que hacemos hay una razón. Todo creador sabe cuál es su intención a la hora de componer su obra. Huelga decir que los videojuegos también están incluidos y que en ellos también se dan situaciones naturales y forzadas o artificiales (que no malas y buenas). Darse cuenta de lo certeras que son algunas escenas sensuales en un contexto determinado es tan importante que equivale a tener la suficiente actitud crítica que hay que tener con todo en la vida y en el arte.

A medida que iba pensando en este artículo, he ido seleccionado cinco vídeos que me gustaría comentar desde mi experiencia como jugador y como espectador. He escogido estas escenas porque su contenido sensual me ha llamado la atención. Estas valoraciones se basan en mi experiencia personal, así que cualquier lector es perfectamente libre de comentar o criticar, aunque pediría algo de seriedad, puesto que este tema también es algo serio, valga la redundancia. En cualquier otra ocasión escribiré algo de vodevil para ese tipo de actitudes. Pido perdón de antemano por no arreglar los vídeos para que sólo se vea la parte interesante, pero no domino el arte de la manipulación de medios, así que tendréis que tener un poco de paciencia conmigo. Lo siento.

Siguiendo con lo establecido, he aquí la lista que he confeccionado:

5- Bayonetta, la feria de las vanidades.

video

Chicas, sexo y balas. ¿Qué más se puede pedir a un juego para excitar a toda una generación de adolescentes (y no tan adolescentes) en un juego? Muchas posturitas, algún semidesnudo, una carita de mala y variados gestos insinuantes completan el menú. Por lo que parece, no hay nada más explícito en el juego, lo que en parte dignifica el título. Por otro lado, es difícil establecer los límites de lo sensato. En este caso, parece que la provocación es algo inherente en Bayonetta, conque es muy probable que el juego sea, en su línea, perfecto como es.

4- Conker's bad fur day, el lado cómico de la moneda.

video

Como bien demuestra Conker aquí, no hace falta que el sexo sea lo más realista posible. Un acercamiento más divertido, desenfadado, informal y libre es posobile. En esta "parodia" vemos que hay muchos elementos que conforman el todo: conversaciones, actitudes y sonidos, además de las imágenes, nos meten en un mundo dedicado al deleite sexual pero sin caer en la obscenidad. Todo un logro, ¿verdad? Quizás esos terrenos pantanosos sólo estén al alcance del humor.

3- God hand, la tentación viene de abajo (ved la introducción a la pelea).

video

Entramos en palabras mayores: una diablesa lúbrica que se contonea. La verdad es que un poco de picante no estropea la comida, y en este juego encaja a la perfección. El juego es algo violento y además hay muchos personajes de moral laxa. Pongamos a Elvis y a sus dos guardianes. Lo que tenemos es un juego que incorpora detalles poco ortodoxos pero con cierto sentido y sin exageraciones. Podéis ver que incluso el protagonista es un chaval decente.

2- SoulCalibur, una ronda de tópicos (minuto 0:28 a 0:32).

video

Como siempre, alguien tiene que asumir el papel del más propenso a la sensualidad que los demás cuando se seleccina un grupo. Así lo hizo Giovanni Boccaccio en su Decamerón y así pasa en SoulCalibur (sí, son clichés, pero así es la vida). En general, Ivy per se ya parece un espectáculo erótico, pero cuando realiza su agarre trasero se produce el súmum. Soy consciente de que falta mucho para que os podáis meter en el ambiente, pero su dominación como dominatrix me suena a mucha tensión sexual que la moza necesita liberar. Siento que el vídeo no sea el mejor, pero tras repasar la oferta, no encontré algo mejor para la situación.

1- Castlevania: Judgment, el placer de los pequeños detalles (minuto 2:01 a 2:19).

video

Carmilla es la Ivy de Castlevania: Judgment sin duda alguna, pero no es eso lo más llamativo. Su forma de pelear es en sí una provocación continua y un derroche de sensualidad y sexualidad. Sus comentarios ("yes, my pet", "you like THIS!", "I know your weakness"...) son sólo una forma más de demostrar que ella está hecha para seducir y tratar a la gente como sólo ella sabe. Pero el colmo es el momento en que, con su víctima ya en sus manos, se pone frente a ella y saca a relucir su lado más salvaje con una caricia y un simple bofetón (lo podéis ver en el tramo temporal determinado arriba). Puede que con el lenguaje no lo refleje bien, pero el hecho de que con tan poco (un mero guantazo en un juego con cierta dosis de violencia) se pueda transmitir tanto convierte a Carmilla en una femme fatale como ninguna en la historia y en mi referencia moderna preferida.

Estos vídeos, que son sólo una pequeña recopilación de cosas que en mayor o menor medida me han impactado en materia de sentidos, nos enseñan que hay muchas formas de abordar un tema que por mucho que no queramos ha viajado con el hombre desde hace mucho tiempo. Eso sí, podemos concluir que, además de que en esta materia hay para todos los gustos y de que estas cosas se pueden usar para bien o para mal (como todo en esta vida), las mujeres son más propensas a figurar entre los protagonistas de esta clase de historias. Dudo que sea el machismo (por si alguno se lo preguntaba) la razón de esto; es más, me parece que, aunque un hombre pueda ser mil veces más atractivo a ojos de alguien, el cuerpo de una mujer, por su forma y su manera de moverse, son más dados a atraer la atención de cualquiera. Pero eso podría dar para otro gran artículo.

---
Artículo publicado también para Chapel of the heretics.
/*Analytics*/